Amsterdam es la ciudad de las bicis, los canales y la doble moral. Una ciudad que no deja indiferente a quien la visita. Dame la mano que te llevo durante dos días por cada rincón de esta preciosa ciudad.

qué ver en Amsterdam

Bicicletas en la Estación central de Amsterdam

Día 1

Nuestro vuelo aterriza a las 12 de la mañana al Aeropuerto de Amsterdam. En la terminal de llegadas compramos la tarjeta Region travel (33,50 € – junio 2018) válida durante 3 días.

qué ver en Amsterdam

Amsterdam region travel ticket

Desde el aeropuerto cogemos un autobús y en 15 minutos estamos en Haarlem, una pequeña pequeña localidad situada a 20 minutos de Amsterdam. Aquí los alojamientos son mucho más asequibles que en la ciudad.

Tras acomodarnos en el hotel usamos por primera vez nuestra Region travel card. Llegamos a la Estación Central y vamos directos a ver la famosa Plaza Dam.

Plaza Dam

La Plaza Dam es el corazón de Amsterdam.  Para llegar a ella basta con tomar la calle Damrak desde la estación central de trenes. En apenas cinco minutos habrás llegado al lugar más concurrido de la ciudad. 

La plaza data del siglo XIII.  El nombre Dam significa «dique» o «presa» y hace alusión al origen de su construcción. En un principio el lugar donde se halla la plaza fue una presa cuya finalidad era contener las aguas del río Amstel y conectar también las dos partes de la ciudad separadas por dicho río. Poco a poco esa «presa inicial» fue haciéndose más grande hasta llegar a convertirse en una plaza.

Plaza Dam de Amsterdam

Plaza Dam

► El edificio más importante de la Plaza Dam es el Palacio Real (Koninklijk Palace). Aunque actualmente en él no reside la familia real holandesa, este palacio del siglo XVII se sigue usando para recepciones oficiales. Justo al lado del Koninklijk se halla la Nieuwe kerk o Iglesia Nueva. En ella se realizan habitualmente exposiciones artísticas y conciertos pero también es el lugar elegido por la realeza para celebrar bodas y coronaciones. Para visitar el interior hay que pagar 9 € (junio 2018). La iglesia abre todos los días de 11 a  17h.

► En el extremo sur de la plaza hay un gran obelisco. Se trata del Monumento Nacional, inaugurado el 4 de mayo de 1956. Se erigió en memoria de los fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Cada 4 de mayo se conmemora a las víctimas en este lugar.

Begijnhof

Salimos de la plaza por un lateral y nos adentramos en Kalverstraat, una de las arterias comerciales de Amsterdam, para llegar a Begijnhof.

Begijnhof Amsterdam

Begijnhof

Begijnhof es un conjunto de casas construidas en 1346 para albergar a la hermandad femenina católica laica de las beguinas. Todas las casas están dispuestas en torno a un patio que comparte ubicación también con una iglesia (Engelse Kerk), donde acudían habitualmente las mujeres de esta congregación.

Casas de Begijnhof

Casas de Begijnhof

Begijnhof es un remanso de paz que se puede visitar solo en horario  de 9 a 17 h.
qué ver en Amsterdam

Jardines interiores de Begijnhof

Cuando salimos de Begijnhof deshacemos el camino y regresamos a la Plaza Dam. Allí nos espera @lachicadeltour. Ella es nuestra guía de un tour gratuito que comienza en la Plaza Dam y termina en el Barrio Rojo.

Barrio Rojo

Es indiscutible. Amsterdam y su Barrio Rojo, inevitablemente van de la mano. Cualquier visita al Barrio Rojo debería empezar por Oude Kerk. El edificio más viejo de la ciudad lo encontrarás en la plaza principal de esta zona de la ciudad.

El origen de esta iglesia se remonta al siglo XIII, tiempos en los que marineros y pescadores trabajaban en este distrito de Amsterdam. De hecho la iglesia se consagró a San Nicolás, su patrón. Como curiosidad decirte que en esta iglesia hay unas 2500 tumbas, incluida la de la mujer de Rembrandt.

qué ver en Amsterdam

Barrio rojo

Sin embargo lo que hará que visites el Barrio Rojo no es precisamente esta iglesia!!!! Gracias a las políticas permisivas y liberales, actualmente en la ciudad de Amsterdam existen más de 300 burdeles que generan millones de euros de beneficios cada año.

De sobra son  conocidas las vitrinas de los prostíbulos en los edificios de este barrio, donde se puede ver a las prostitutas ejercer el trabajo más antiguo del mundo. Al caer la noche el rojo de los neones es el protagonista absoluto en esta parte de la ciudad.

Tras visitar el Barrio Rojo de Amsterdam regresamos a Haarlem haciendo uso de nuestra Regional Travel Card. En 20 minutos estamos en nuestro hotel.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.