La Cordillera del Rif es la encargada de «arropar» a Chefchaouen. Fundada en el siglo XV por los bereberes, la ciudad empieza a crecer gracias a la llegada de los moriscos y los judíos expulsados de España por orden de los Reyes Católicos en 1492. Estos nuevos habitantes se encargan de dar forma al conocido como «pueblo azul de Marruecos».

La Cordillera del Rif desde Chefchaouen

La Cordillera del Rif desde Chefchaouen

Mucho tiempo ha pasado desde entonces pero en la actualidad Chefchaouen, nombre adquirido tras la Independencia de 1965, es uno de los enclaves más visitados del Atlas marroquí. Y es que gracias a su gran belleza se ha ganado a pulso este privilegio.

Rincones azules de Chefchaouen

Rincones azules de Chefchaouen

Cómo llegar a Chefchaouen

Desde Tánger es muy sencillo llegar a Chefchaouen. En el propio aeropuerto puedes contratar un «grand taxi» para recorrer los 140 kms que separan ambas localidades. El precio de este servicio suele ser negociable pero siempre ronda en torno a los 600 MAD (60 €). El trayecto de Tánger a Chefchaouen dura más o menos 2 horas y discurre por carreteras de montaña con bastantes curvas en algunos tramos.

El azul intenso de Chefchaouen

El azul intenso de Chefchaouen

Qué ver en Chefchaouen

Medina y zocos

Cuando cruces el arco de entrada a ChefChaouen lo mejor es que subas por el estrecho callejón de la calle principal. Éste te conducirá a la concurrida plaza Uta el-Hamman. Has llegado a la medina de Chefchaoen, que como en cualquier ciudad árabe es el epicentro de todo.

Medina de Chefchaouen

Medina de Chefchaouen

Cada una de las calles de la Medina es un zoco en sí misma.

Calles de la medina

Calles de la medina

Caminando por la medina

Caminando por la medina

Es un placer perderse por cada rincón

Es un placer perderse por cada rincón

Aquí puedes comprar desde babuchas, alfombras, especias y lámparas hasta dulces típicos marroquíes.

Tiendas de la medina

Tiendas de la medina

Puffs de cuero

Puffs de cuero

Delicias pasteleras marroquíes

Delicias pasteleras marroquíes

La Medina es vida, es un ir y venir de calles entrelazadas que por momentos harán que te sientas dentro de un laberinto del que no querrás salir.

Rincones coquetos de la medina

Rincones coquetos de la medina

Plaza Outa El-Hamman

En el corazón de la Medina se halla la Plaza Outa El-Hamman. Pareciera que cada una de las calles del «reino azul» quisieran terminar en este bonito lugar. Aquí se concentra la esencia de la ciudad.

Plaza Outa El-Hamman

Plaza Outa El-Hamman

Artesanía en la Plaza Outa El-Hamman

Artesanía en la Plaza Outa El-Hamman

Y es que en la Plaza Outa El-Hamman los numerosos cafés, bares y teterías se fusionan con puestos ambulantes y vendedores.

Cafés y restaurantes de la plaza

Cafés y restaurantes de la plaza

Vendedores ambulantes en Plaza Outa El-Hamman

Vendedores ambulantes en Plaza Outa El-Hamman

En la Plaza Outa El-Hamman también se encuentran la Gran Mezquita y la Alcazaba (kasbah). La Gran Mezquita data del siglo XV y fue construida por Moulay Alí Ben Rachid, uno de los fundadores de Chefchaouen. Se caracteriza principalmente por su minarete, de forma octogonal, algo diferente a los cánones seguidos en este tipo de construcciones.

Gran Mezquita de Chefchaouen

Gran Mezquita de Chefchaouen

Por su parte, la Alcazaba, también llamada Kasbah, es una fortaleza amurallada que guarda en su interior un patio ajardinado y una Torre del Homenaje. Su fin primitivo era defender la ciudad de los ataques portugueses que querían hacerse con el norte del país. Actualmente alberga el Museo Etnográfico.

Puerta de entrada a la Alcazaba de Chefchaouen

Puerta de entrada a la Alcazaba de Chefchaouen

Mirador de la muralla

Cuando termines de recorrer las calles de Chefchaouen sube a la parte más alta del pueblo. En este lugar se encuentran las murallas que rodean toda la ciudad y desde aquí es posible tener las mejores vistas de la Chaouen y la Cordillera del Rif.

ChefChaouen desde las murallas

ChefChaouen desde las murallas

Zona de lavaderos

Zona de lavaderos

Lugar habitual de encuentro de locales, esta zona de Chaouen se llena de visitantes los días festivos. Es en ese momento y sobre todo los días de más calor, cuando la cascada es la protagonista e invita a refrescarse en sus pozas. 

Lavaderos de Chaouen

Lavaderos de Chaouen

Y hasta aquí nuestra recomendaciones sobre qué ver en Chefchaouen, el llamado «reino azul de Marruecos».

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.