Dicen que el Castillo de Manzanares el Real es uno de los castillos más bonitos de España. Y la verdad es que no sería justo decir lo contrario.

De hecho para mi ha pasado a ser el castillo más espectacular que he visto en nuestro país.

Si tú también quieres visitarlo acompáñame que te llevo al Castillo de Manzanares el Real.

Caminando por las terrazas del Castillo de Manzanares el Real

Caminando por las terrazas del castillo

Breve historia del Castillo de Manzanares el Real

Las tierras sobre las que hoy se asienta el Castillo de Manzanares el Real pertenecieron en su momento a los Mendoza, una familia noble de gran importancia e influencia en Castilla.

De hecho don Diego Hurtado de Mendoza, destacado miembro de esta dinastía, fue quien ordenó la construcción de la fortaleza que nos ocupa allá por el siglo XV. Sin embargo él no consiguió verla terminada siendo su hijo, Íñigo López de Mendoza, quien lo hiciera tiempo más tarde.

Castillo de Manzanares el Real

Exterior del castillo

Las ruinas de una antigua ermita románica fueron el lugar elegido para levantar el Castillo de Manzanares el Real en el año 1475.

La idea era crear una fortaleza militar defensiva aunque al final acabó siendo utilizada por los Mendoza como palacio residencial.

Ejemplo perfecto de gótico isabelino y arquitectura medieval, el castillo ha sido sometido a numerosas restauraciones a lo largo de su historia. Y gracias a ellas en la actualidad podemos visitarlo y descubrir cómo era la vida dentro de él.

El castillo desde el camino que conduce a él

El castillo desde el camino que conduce a él

Qué ver dentro del Castillo de Manzanares el Real

La visita al Castillo de Manzanares el Real comprende cinco zonas de interés: los sistemas de defensa, la plantas baja, primera y segunda y las terrazas.

A estas añadimos además los jardines exteriores.

Entrada posterior del castillo

Entrada posterior del castillo

Sistemas de defensa

El acceso al castillo lo haremos por la entrada posterior.

En ella dos torres custodian la puerta y tras ella una barbacana, pequeña muralla defensiva, rodea todo el perímetro de la muralla principal y al mismo tiempo lo comunica con la planta baja del edificio.

Barbacana del Castillo

Barbacana del Castillo

Planta baja

Los tres lugares de interés de la planta baja del castillo son: el Centro de Interpretación, el Patio de Armas y el Zagúan.

Centro de Interpretación

En cuanto al Centro de Interpretación podemos decir que funciona como una especie de museo donde se cuenta toda la historia del castillo.

Interior del Centro de Interpretación

Interior del Centro de Interpretación

Para ello la sala dispone de numerosos paneles, maquetas, fotos y también de un espacio dedicado a la proyección de audiovisuales.

Panel explicativo con la historia del castillo

Panel explicativo con la historia del castillo

Maqueta del castillo dentro del Centro de Interpretación

Maqueta del castillo dentro del Centro de Interpretación

Patio de Armas

El Centro de Interpretación desemboca en un original Patio de armas.

Formado por dos plantas y numerosos arcos decorados con motivos vegetales, este espacio está considerado el centro del castillo. Por eso en torno a él se distribuyen las diferentes estancias de la fortaleza.

Detalle de los arcos del Patio de Armas

Detalle de los arcos del Patio de Armas

Además de lo anterior, presidiendo el patio encontramos el escudo de armas de la casa de los Mendoza.

Y en frente del mismo y a ambos lados los blasones de familias como los Álvarez de Toledo, emparentados con los Mendoza.

Patio de Armas desde la segunda planta

Patio de Armas desde la segunda planta

Zaguán

Desde el Patio de Armas se accede al Zaguán. A partir de aquí comienza la visita a la llamada zona señorial del castillo.

Haciendo las veces de hall de entrada, el Zaguán cuenta con varios tapices flamencos del siglo XVII, una réplica de la antigua caja de caudales del castillo y un escalera de granito que conduce directamente a la primera planta.

castillo manzanares el real

Zaguán

Uno de los tapices flamencos del zaguán

Uno de los tapices flamencos del zaguán

Planta Primera

Y llegamos a la primera planta del Castillo de Manzanares el Real.

En este piso del edificio es posible visitar cuatro salas: la Sala Maea, la Sala Santillana, la Sala Infantado y el Estrado de damas.

Sala Maea

Esta sala está dedicada a José Maea, un artista valenciano del Neoclasicismo que destacó por sus dibujos y retratos cortesanos. 

La estancia cuenta con tres de sus obras, una de ellas es el «Milagro de Nuestra Señora de Atocha».

El cuadro "El Milagro de Nuestra Señora de Atocha"

El cuadro «El Milagro de Nuestra Señora de Atocha»

Sala Santillana

También llamado Salón de honor en él se hace un homenaje a Don Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana.

La sala está decorada con algunos tapices flamencos, pero sin duda el elemento más destacado de la misma es un cuadro que reproduce la procesión de la Virgen de Candelaria frente al antiguo edificio del Hospital general de Atocha.

Sala Santillana con el cuadro de la procesión al fondo

Sala Santillana con el cuadro de la procesión al fondo

Sala Infantado

En esta enorme sala tenían lugar los diferentes eventos sociales de los Mendoza, tales como reuniones, recepciones y bailes.

En la Sala Infantado también se celebraba la ceremonia de vasallaje, en la que el vasallo se comprometía a servir a su señor y éste a proteger a su vasallo.

Sala Infantado

Sala Infantado

Estrado de damas

En el Estrado de damas se llevaban a cabo las reuniones sociales de las mujeres. En esta sala conversaban, leían, bordaban y tocaban instrumentos, muchas veces acompañadas de juglares.

La estancia tiene una estética que nos recuerda a los palacios árabes. Y es que de hecho está inspirada en el estilo andalusí.

Estrado de damas

Estrado de damas

Planta Segunda

Seguimos recorriendo el Castillo de Manzanares el Real y llegamos a la segunda planta.

Estamos en la zona más privada e íntima del edificio. Un lugar al que solo podían acceder el dueño de la casa y sus sirvientes.

castillo manzanares el real

Alcoba de la segunda planta

La alcoba y al fondo de la misma una capilla para rezar

La alcoba y al fondo de la misma una capilla para rezar

Terrazas

Las terrazas del Castillo de Manzanares el Real constan de dos partes bien diferenciadas.

Por un lado, se encuentra la Galería de Juan Guas y por otro el cuerpo oriental.

castillo manzanares el real

Terraza del castillo

Galería Juan Guas

El segundo duque del Infantado, don Íñigo López de Mendoza, heredó el castillo a la muerte de su padre iniciando al mismo tiempo varias obras de ampliación y remodelación del edificio.

Galería Juan Guas vista desde fuera

Galería Juan Guas vista desde fuera

Galería Juan Guas

Galería Juan Guas

Para llevarlas a cabo contrató a Juan Guas, máximo representante del gótico isabelino en tierras de Castilla, quien diseñó una galería gótica tallada en piedra caliza que ofrece las mejores vistas del Embalse de Santillana y de la antigua vega del río Manzanares.

Vistas del Embalse de Santillana desde la Galería Juan Guas

Vistas del Embalse de Santillana desde la Galería Juan Guas

El final de la Galería Juan Guas conduce directamente al adarve o lo que es lo mismo, las almenas del castillo utilizadas para vigilar y defender la fortificación.

Una de las almenas defensivas del castillo

Una de las almenas defensivas del castillo

Desde ellas se puede ver además la silueta de La Pedriza, perteneciente al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

La Pedriza desde las almenas del castillo

La Pedriza desde las almenas del castillo

Cuerpo oriental

Pero don Íñigo López de Mendoza no solo añadió la Galería Guas al Castillo de Manzanares el Real, sino que también intentó ampliar la parte oriental de la fortaleza.

Y decimos intentó porque estas obras nunca llegaron a consolidarse, tan solo se levantaron los cimientos de una capilla privada y las arquerías que iban a sujetar los pisos superiores. Ya que el segundo duque del Infantado trasladó su corte a Guadalajara, dejando el proyecto inconcluso.

En la actualidad aún pueden verse los arcos de dicha capilla y la estructura de la misma.

Arquerías de la parte oriental

Arquerías de la parte oriental

Jardines

Nuestra visita al Castillo de Manzanares el Real termina en los jardines exteriores.

De inspiración renacentista en ellos se ha hecho una recreación de las plantaciones propias de finales del siglo XV, utilizando además especies que se vienen cultivando desde la época romana y la ocupación musulmana.

Jardín exterior

Jardín exterior

El acceso a los jardines exteriores del castillo se hace por las escaleras que hay justo en frente de la taquilla de venta de entradas.

Acceso al jardín

Acceso al jardín

Precios y Horarios

La entrada al Castillo de Manzanares el Real cuesta 5 € (enero 2024). En el caso de menores de 14 años y mayores de 60 el ticket vale 3 €.

Entrada al castillo, al lado de las taquillas

Entrada al castillo, al lado de las taquillas

En cuanto al horario de visita es el siguiente:

Castillo

Martes a viernes de 10 a 17:30 h.

Sábados, domingos y festivos de 10 a 18 h.

Cerrado: lunes, 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 14 septiembre y 24, 25 y 31 de diciembre.

Jardines

De martes a domingo de 10 a 19 h.

Cómo llegar al Castillo de Manzanares el Real

El Castillo de Manzanares el Real se encuentra en la localidad del mismo nombre, a 53 kilómetros de Madrid.

Si decides visitar el castillo en coche tendrás que salir de la capital por la M-607 (autovía de Colmenar), después desviarte hacia la M-609 para enlazar finalmente con la M-862.

El trayecto dura aproximadamente 1 hora.

Si no cuentas con vehículo propio no te preocupes.

También puedes llegar al Castillo de Manzanares el Real en transporte público. Para ello en Plaza de Castilla tienes que subir en el autobús 724.

¿Te ha sido útil este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.