No fue muy difícil encontrar alojamiento en Meknes. A pesar de ser mucho más pequeña que Fez, la ciudad posee una gran oferta de riads y hoteles bastante bien situados.

Para nuestra estancia de dos días en Meknes decidimos alojarnos en la zona de la medina. El riad elegido fue el bonito Riad Amazigh.

Riad Amazigh

Si tuviera que definir con dos palabras nuestra estancia en el Riad Amazigh diría tranquilidad y comodidad. Y es que este alojamiento es perfecto para pasar unos días de relax en Meknes.

Entrada al Riad Amazigh

Entrada al Riad Amazigh

Características: 

  • Ubicación excelente. El riad está localizado en el interior de la medina, dentro del entramado de calles que la forman, y muy cerca de la Mezquita Bou Inania y la Plaza El-Heddim. El alojamiento resulta tranquilo, acogedor, limpio y muy espacioso.
Preciosa decoración

Preciosa decoración

  • Personal amable, atento y servicial. Visitamos la ciudad durante el Ramadán y a pesar de las circunstancias la chica que atendía el alojamiento estuvo pendiente de nosotros en todo momento.
  • Habitación doble muy grande y cómoda. La estancia estaba situada en la planta superior del riad así que era bastante tranquila y silenciosa. Precio hab. + desayuno: 41 € (mayo 2019).
Habitación doble Riad Amazigh

Habitación doble Riad Amazigh

Interior de la habitación

Interior de la habitación

  • Posibilidad de contratar en el mismo riad excursiones a Fez, Volubilis, Moulay Idriss. En el propio alojamiento se pueden reservar «viajes express» a ciudades próximas a Meknes. El precio se puede negociar y el trato es exquisito. 

Conclusión:

El Riad Amazigh es una  opción perfecta para alojarse en Meknes. Su ubicación, en plena medina, su tranquilidad y la hospitalidad de sus dueños facilitan mucho la estancia en la ciudad.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.