Bulgaria es un país que nos llamaba muchísimo la atención. Siempre había estado en nuestro punto de mira y por fin lo hemos visitado. Lógicamente en 4 días no hemos visto, ni mucho menos, todo lo que Bulgaria ofrece. Pero volveremos en un futuro y exploraremos otras zonas del país.

qué ver en Bulgaria

Tranvías en el centro de Sofia

Nuestra ruta de 4 días por Bulgaria se ha centrado en Sofia, la capital, el Monasterio de Rila, una auténtica joya y la Iglesia de Boyana.

Día 1 Sofia

Cómo llegar al centro de Sofia

Comienza el viaje. Tras una corta escala en Frankfurt llegamos a Sofia a eso de las 17 de la tarde. Lo primero que hacemos es coger el metro que se encuentra justo a la salida del aeropuerto, a la izquierda. El billete hasta el centro de la ciudad cuesta 1,60 levas ( 0,80 € – julio 2018).

Para comprar este ticket existen máquinas automáticas con el menú en inglés. Son muy sencillas de utilizar y bastante intuitivas. Basta con seleccionar el número de viajes y listo.

Consejo: una buena opción es descargarse antes del viaje el mapa del metro de Sofia. Aunque las paradas se anuncian por megafonía, muchas veces no es posible distinguir el nombre de la estación. Así que lo mejor es ir provisto de dicho mapa.

Cuando llegamos al centro de Sofia vamos directos a nuestro alojamiento. Tras el check-in en el Hotel Lion comenzamos a explorar la ciudad.

hotel Lion, Sofia

Hotel Lion, Sofia

Nuestro primer día en Sofía da para mucho. Visitamos la Mezquita Banya Bashi, el Museo Nacional y las ruinas de Serdika (antiguo nombre de Sofia en la época romana).

Mezquita Banya Bashi

La Mezquita Banya Bashi es una de las mezquitas más antiguas de Europa. Fue construida en el siglo XVI, durante la ocupación otomana, y actualmente es la única mezquita de la ciudad. Su gran cúpula de 15 metros de diámetro y su minarete son su mayor seña de identidad.

El edificio fue edificado sobre unos baños termales.

qué ver en Bulgaria Mezquita Banya Bashi, Sofia

Mezquita Banya Bashi

En la actualidad la Mezquita Banya Bashi está abierta el culto. Acoge a una comunidad de unos 10.000 fieles y tiene capacidad para unas 700 personas. El acceso a los no musulmanes está permitido pero para entrar hay que quitarse los zapatos y cubrirte hombros y piernas. En el caso de las mujeres además hay que taparse la cabeza. 

Mezquita Banya Bashi

Entrada a la Mezquita Banya Bashi

Entrada gratuita
Diariamente. Hay que respetar los horarios del rezo y los viernes (13:30 a 15:30 h).

Museo arqueológico de Sofia

Justo detrás de la Mezquita Banya Bashi se encuentra el edificio que alberga hoy día el Museo Arqueológico de Sofia. Aunque no entramos en ese momento, nos llamó mucho la atención la plaza donde se encuentra y también su decoración exterior. Nos contó un señor al que preguntamos que este edificio se construyó en 1906 dando cabida a unos baños turcos de aguas termales. 

qué ver en Sofia

Antiguos baños termales de Sofia

Curiosidad: Ya desde épocas romanas se conocen la propiedades curativas de las aguas de la ciudad de Sofia, siendo este uno de los motivos de los asentamientos en torno a ella. Los baños de la ciudad estuvieron abiertos hasta 1986. Después se cerraron al público y fueron abandonados. Hace poco se ha restaurado toda la estructura y actualmente ahí se halla la sede del Museo Arqueológico de la ciudad.

Ruinas de Serdika

La antigua ciudad de Serdika fue fundada en el segundo milenio antes de Cristo por una tribu dacia, llamada Serdi, que se asentó en esta zona debido al descubrimiento de manantiales de agua mineral. Posteriormente, los romanos conquistaron la ciudad en el siglo I d.C. Sofia se convirtió en la urbe favorita del emperador Constantino el Grande y llegó a ser un núcleo urbano de gran importancia.

ruinas de Serdika

Antiguas ruinas de Serdika

► En la actualidad se pueden visitar las ruinas de la antigua Serdika. Para ello basta con acercarse a la parada de metro «Serdika» y bajar al yacimiento arqueológico. Aunque algunas zonas de la antigua ciudad romana son meras reconstrucciones aún se conservan mosaicos y restos de la fortaleza primitiva.

Entrada gratuita

Las ruinas no están a la altura de la calle, sino casi subterráneas. Para entrar en ellas hay que bajar hasta la parada de metro. La antigua «Serdika» está justo al lado de la Mezquita Banya Bashi.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.