¿Sabías que la provincia de Palencia cuenta con uno de los mayores yacimientos romanos de toda Europa? Su nombre es Villa Romana de La Olmeda y se encuentra en el pequeño municipio de Pedrosa de la Vega, a 60 kilómetros de la capital palentina.

Historia y descubrimiento de la Villa Romana

Para conocer los orígenes de La Olmeda hay que viajar hasta los últimos años del siglo I d.C. Según los estudios arqueológicos realizados, en este momento comienza la construcción de la villa palaciega, aunque posteriormente todo el conjunto se reedifica (siglo IV d. C) y se añaden nuevas estancias que terminan siendo abandonadas a principios del siglo VI.

la villa romana de La Olmeda

Detalle del suelo de una de las estancias de la Villa Romana de La Olmeda

Pero la historia moderna de la Villa Romana de La Olmeda nos lleva al 5 de julio de 1968. Ese mismo día Javier Cortés Álvarez de Miranda, un ingeniero y arqueólogo cántabro afincado en Saldaña, estaba realizando tareas en su finca y por casualidad encontró lo que parecían ser restos romanos. A partir de ese preciso momento Javier dedicó su vida entera al estudio, excavación y conservación del yacimiento.

La villa romana de La Olmeda

Busto de Javier Cortés en la entrada a la villa romana

En el año 1980 los trabajos de excavación de la villa sobrepasaron las posibilidades y los medios de Javier Cortés. Por eso llegó a un acuerdo con la Diputación de Palencia para crear una fundación. Gracias a ella se recaudaron fondos y pudo construirse una estructura para acoger todo el conjunto arqueológico.

Edificio donde se halla La Olmeda

Edificio donde se halla La Olmeda

Estructura de la Villa Romana de La Olmeda y visita

Cómo es la villa

La Villa Romana de La Olmeda ocupa una extensión de 4.400 m², de los cuales 1.400 son mosaicos. Está formada por treinta y una habitaciones, cinco pasillos, dos pórticos y una zona de baño de 900 m².

qué visitar en la villa romana

Plano de La Olmeda

Todo el yacimiento presenta una estructura cuadrangular y está dividido en dos zonas bien diferenciadas: la vivienda propiamente dicha donde habitaban los dueños de la villa y la zona de baños, separada de la primera por un largo pasillo.

Junto a la vivienda había además otros edificios anexos destinados a los siervos y donde se encontraban también los almacenes y los establos.

qué ver en la villa romana de La Olmeda

Maqueta de la villa

Recorrido por la villa romana

Nuestro punto de partida en la Villa Romana de La Olmeda comienza en el pórtico sur. Aquí se encuentra la entrada principal. Una entrada que al parecer estaba flanqueada por dos torres octogonales situadas a ambos lados del edificio.

villa romana Olmeda de Palencia

Lugar donde se encontraba una de las torres de la entrada a la villa

Tras ellas se extendía la vivienda principal y en el centro de la misma un jardín con peristilo en torno al cual se disponían las diferentes estancias de la villa.

Hall de entrada a la villa

Hall de entrada a la villa

la villa romana de La Olmeda

Lugar exacto donde se encontraba el jardín de la villa

De aquel jardín poco ha llegado hasta nuestros días pero aún se pueden ver los arcos del peristilo que lo rodeaban (algo poco habitual en las edificaciones romanas, cuyos peristilos solían estar hechos a base de columnas).

Arcos del peristilo villa romana de la Olmeda

Arcos del peristilo

Oecus

Continuamos recorriendo la villa romana y siguiendo el itinerario marcado llegamos al Oecus, la habitación principal de la vivienda. Una sala de 175 donde se halla el mosaico más grande y mejor conservado de toda La Olmeda.

villa romana de la Olmeda

Oecus

El mosaico del Oecus es una auténtica obra de arte y en él se pueden distinguir tres temas diferentes. En la parte inferior de la composición aparece representada una escena de caza. El realismo de los intervinientes en la misma es increíble, sobre todo la expresión del jabalí.

el Oecus

Jabalí de la parte inferior del mosaico del Oecus

En la franja central del mosaico se hace referencia al mito de «Aquiles descubierto por Ulises». 

mosaico del Oecus

Ulises (derecha) indica a Aquiles cuál es el camino que lleva a Troya

Y el tercer y último tema está formado por varios medallones ovalados pertenecientes a los miembros de la familia de la villa y dispuestos alrededor de la escena del mito.

medallones

Uno de los medallones del mosaico del Oecus

Estancias

Seguimos avanzando en el interior de la villa, dejamos atrás el Oecus y nos «topamos» con varias estancias. Una de ellas destaca por estar dotada de un hypocaustum o lo que es lo mismo, un sistema de calefacción subterránea. 

Habitación con Hypocaustum

Habitación con Hypocaustum

La otra es relevante gracias sobre todo a su elaborado mosaico de tonos rojizos y diseños geométricos.

Mosaico elaborado y bien conservado en La Olmeda

Mosaico de formas geométricas

Dormitorios

Y llegamos a la entrada norte de la villa. Aquí es donde se situaban las habitaciones, justo en frente del peristilo y en un piso superior.

qué ver en la villa romana de La Olmeda

Habitaciones de la villa

Unas habitaciones que contaban con un sistema de canalización conectado con la fuente del jardín.

Galería norte de la villa

Sistema de canalización

Baños

Nuestra visita a la Villa Romana de La Olmeda termina en la zona de baños. Ésta estaba unida al llamado Palacio mediante un pasillo lateral que partía del ala este de la casa.

Letrinas en la zona de baños

Letrinas en la entrada a la zona de baños

Los romanos otorgaban mucha importancia a los baños o termas (cuando eran de uso público) así que la Villa Romana de La Olmeda no iba a ser menos. En su caso esta zona de la casa estaba dividida en dos partes: la sur formada por una amplia habitación (dotada también de hypocaustum) comunicada a su vez con otras cuatro más pequeñas.

Habitación principal de la zona sur de los baños

Habitación principal de la zona sur de los baños

Y la norte, de forma cuadrada y usada como vestuario.

qué ver en la villa romana de La Olmeda

Vestuarios de la Villa Romana de La Olmeda

Entradas y horario de la villa romana

Precios

La entrada general para visitar la Villa Romana de La Olmeda cuesta 5 € (julio 2020). Para grupos de más de 10 personas el precio es 3 € y en el caso de los menores de 12 años gratuita.

El ticket se puede comprar en taquilla al llegar a la villa o a través de la web oficial.

Los martes a partir de las 16 h y el día 18 de mayo (día de los Museos) el acceso a la villa también es gratuito.

Con el ticket de entrada a La Olmeda además es posible visitar de forma gratuita el Museo de la Villa Romana de La Olmeda situado en la localidad de Saldaña, a 3 kilómetros del yacimiento.

Vasijas encontradas en La Olmeda (Museo de La Olmeda)

Vasijas encontradas en La Olmeda (Museo de La Olmeda)

qué ver en la Villa romana de La Olmeda

Joyas de una necrópolis

Horario

La Villa Romana de La Olmeda abre de martes a domingo de 10:30 a 14:30 y de 16:30 a 20:00 h. Los lunes permanece cerrada.

Ubicación y cómo llegar a La Olmeda

La Villa Romana de La Olmeda se sitúa en Pedrosa de la Vega, un pequeño pueblo cercano a Saldaña y a casi una hora de Palencia.

La mejor manera de llegar al yacimiento es en coche. Desde Palencia basta con tomar la carretera comarcal C-615 y desviarse en el punto kilométrico 55 accediendo a la PP-2240.

También es posible usar el autobús. En este caso la línea que conecta Palencia con la villa es la línea Palencia-Saldaña. Los precios y horarios se pueden consultar en la estación de autobuses de la ciudad.

qué visitar en la Villa romana de LA Olmeda

Interior de la Villa Romana de la Olmeda

Ahora ya sabes qué ver en la Villa Romana de La Olmeda.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.