La ciudad de Atenas guarda bajo llave muchos secretos. Uno de ellos es, sin duda, el pintoresco barrio de Anafiotika. Situado a los pies de la Acrópolis este discreto rincón ateniense es un remanso de paz. Casas blancas, puertas azules, calles estrechas, pequeñas iglesias. Adentrarse en Anafiotika es impregnarse de la verdadera esencia griega.

qué ver en Anafiotika, Atenas

Rincones con mucho encanto

qué ver en Anafitotika, Atenas

Fachadas blancas

El origen de Anafiotika es sencillo. Se remonta al siglo XIX y está fuertemente ligado a las bonitas islas Cícladas. Se cuenta que el rey Otón (emperador del Sacro Imperio Romano Germánico) ordenó la construcción de su palacio en Atenas a unos albañiles oriundos de la isla de Anafi, una pequeña isla del Egeo perteneciente al conjunto de las llamadas Cícladas. 

qué ver en Anafiotika

Callejuelas

Iglesia bizantina Saint Nicholas Rangavas

Iglesia bizantina Saint Nicholas Rangavas

La nostalgia y la morriña por haber dejado atrás sus raíces llevaron a estos trabajadores a construir una réplica de su pueblo. En este caso, no tendría mar pero estaría en uno de los lugares más bonitos de Atenas, a los pies de la Acrópolis.

rincones de Anafiotika

Saint George of the Rock

De esta manera, los antiguos habitantes de Anafi edificaron sus casas de la misma forma que en su isla e hicieron de una de las laderas sagradas de la ciudad su propio hogar.

Típicas casas de Anafiotika

Típicas casas de Anafiotika

Cómo llegar a Anafiotika

Desde la parada de metro Acrópolis es sencillo llegar a Anafiotika. Basta con caminar hasta la cercana calle Thrasillou y subir la pronunciada cuesta que lleva directamente a la capilla de Saint George of the Rock, la puerta de entrada a Anafiotika.

qué ver en Anafiotika, Atenas

Calle Thrasyllou

Atrévete a descubrir Anfiotika, el rincón secreto de Atenas.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.