Enamorarse de Japón es sencillo pero si visitas los ocho templos que vienen a continuación lo será mucho más.

En este post te invitamos a acompañarnos en nuestro recorrido por algunos de los mejores templos del país nipón. Descubre, recorre y siente la magia de cada uno de ellos.

8 templos para enamorarse de Japón

Gran torii de Miyajima. Templo Itsukushima

Templo Senso-Ji

El primero de los ocho templos para enamorarse de Japón es el templo Senso-Ji.

Situado en el corazón de Tokio, en el popular barrio de Asakusa, el templo Senso-Ji es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

8 templos para enamorarse de Japón

Templo Senso-Ji

Sus orígenes se remontan al año 628 y están íntimamente relacionados con la siguiente leyenda:

Según se cuenta, unos pescadores encontraron en el río Sumida la estatua de la diosa Kannon. Tras sacarla del agua los hombres entendieron que la imagen debía estar en el lugar donde la hallaron pero por alguna extraña razón cuando intentaban devolverla al río ella volvía a sus manos.

En ese momento, los pescadores se dieron cuenta del carácter sagrado de la estatua por eso decidieron construirle un santuario en el barrio de Asakusa.

8 templos para enamorarse de Japón

Salón Hondo, lugar donde se venera a la diosa Kannon

Visita al templo Senso-Ji

La visita al templo Senso-Ji comienza en la bonita Puerta de Kaminarimon.

A esta se llega tras recorrer Nakamise-Dori, una animada calle comercial repleta de tiendas de souvenirs y regalos.

8 templos para enamorarse de Japón

Nakamise Dori, al fondo el templo Senso Ji

Ya en el templo se pueden visitar el Salón Hondo, algunos pequeños santuarios y una pagoda de cinco pisos, totalmente reconstruida debido a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

8 templos para enamorarse de Japón

Entrando al Salón Hondo

Pagoda de cinco pisos del templo Senso - Ji

Pagoda de cinco pisos del templo Senso – Ji

No te marches de Tokio sin visitar el templo Senso-Ji, sin duda uno de los templos más bonitos de la ciudad y debo decir que mi preferido.

8 templos para enamorarse de Japón

Puerta de Kaminarimon

Info para visitar el templo Senso – Ji:

  • Ubicación: barrio de Asakusa. Tokio

  • Entrada gratuita.

  • El templo Senso – Ji abre 24 horas pero el acceso al Salón Hondo solo es posible de 6 a 17 h.

Santuario de Meiji

Y del popular barrio de Asakusa nos movemos hasta Harajuku, uno de los distritos con más personalidad de Tokio. La razón es que aquí en se encuentra el Santuario de Meiji, un santuario sintoísta dedicado al emperador Meiji y su mujer.

Entrada al Santuario de Meiji

Entrada al Santuario de Meiji

El Santuario Meiji es otro de los ocho templos para enamorarse de Japón.

Ubicado en el recinto que ocupa el Parque Yoyogi, el santuario fue construido en el año 1920 para homenajear a una de las figuras más importantes del país. Un hombre que fue capaz de transformar el país y convertirlo en una gran potencia industrial.

Barriles de sake como ofrenda en la entrada al Santuario de Meiji

Barriles de sake como ofrenda en la entrada al Santuario de Meiji

Al igual que sucede con otros muchos lugares de Japón el Santuario de Meiji sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, por eso el edificio que vemos hoy en día es producto de una reconstrucción de 1958.

Aún así, el templo rezuma encanto por todos lados.

Fuente de purificación del Santuario de Meiji

Fuente de purificación del Santuario de Meiji

Visita al Santuario de Meiji

La visita al Santuario de Meiji comienza tras cruzar el enorme torii de la entrada.

Una vez dentro del recinto el viajero puede acceder a dos zonas claramente diferenciadas: la zona interior, llamada también naien y la zona exterior o gaien.

8 templos para enamorarse de Japón

Torii de entrada al Santuario de Meiji

En la zona interior se encuentran los edificios principales del santuario y también el museo donde se exponen los objetos personales del emperador Meiji y su mujer.

Interior del santuario

Interior del santuario

En cuanto a la zona exterior ésta comprende una enorme galería que guarda varios murales explicativos que cuentan cómo era la vida cotidiana del emperador Meiji.

Acceso al interior del Santuario de Meiji

Acceso al interior del Santuario de Meiji

El Santuario de Meiji es uno de los templos más populares de Tokio, por tanto en tu visita a la ciudad no olvides dedicarle su tiempo.

Interior del Santuario

Ofrendas en el interior del santuario

Info para visitar el Santuario de Meiji:

  • Ubicación: el Santuario de Meiji está dentro del recinto del Parque Yoyogi, en el barrio de Harajuku. Tokio.

  • La entrada al edificio principal es gratuita pero para visitar el llamado Tesoro (museo del emperador) hay que pagar 500 yenes (3,9 € – nov. 2018).

  • El Santuario de Meiji abre al amanecer y cierra cuando se pone el sol.

Santuario de Yasaka

Dejamos Tokio y ponemos rumbo a Kioto.

Nuestra siguiente parada es el Santuario de Yasaka, uno de los santuarios más bonitos y emblemáticos de la ciudad.

Santuario de Yasaka al atardecer

Santuario de Yasaka al atardecer

Ubicado en el popular barrio de Gion y dentro del recinto del Parque Maruyama, el Santuario de Yasaka surgió de la necesidad de crear un lugar de culto para todos los fieles que acudían al mencionado barrio.

En este santuario además todos los meses de julio se celebra el Gion Matsuri, uno de los tres grandes festivales de Japón.

Santuario de Yasaka

Torii en Santuario de Yasaka

Construido en el año 656 el Santuario de Yasaka sufrió diversas modificaciones.

De hecho todos los edificios que vemos hoy son producto de una reconstrucción llevada a cabo a mediados del siglo XVII.

Estatua de Okuninushi, deidad sintoísta

Estatua de Okuninushi, deidad sintoísta

Visita al Santuario de Yasaka

La puerta Nishiromon da la bienvenida al viajero deseoso de conocer el Santuario de Yasaka.

Nishiromon es la entrada principal al santuario, está pintada de un llamativo color bermellón y es de estilo budista, lo que nos da una pista sobre la buena convivencia entre el sintoísmo y el budismo.

Puerta Nishiromon

Puerta Nishiromon

Tras la puerta se suceden pequeños santuarios.

Todos ellos están consagrados a diferentes deidades a las que los japoneses acuden para pedir protección y ofrecer sus respetos.

8 templos para enamorarse de Japón

Pequeño Santuario-Okuni-sha, dedicado al dios del amor

8 templos para enamorarse de Japón

Otro santuario

La zona de santuarios da paso al Buden.

En este reducido escenario se realizan actuaciones y danzas durante el Gion Matsuri. Además el espacio resulta muy curioso ya que está repleto de farolillos blancos donde se muestran los nombres de las empresas y los comerciantes que han hecho donaciones al santuario.

8 templos para enamorarse de Japón

Farolillos del Buden de Yasaka

Junto al Buden se encuentra también el llamado Honden, el salón principal del Santuario de Yasaka. En él siempre hay fieles haciendo fila y esperando su turno para entrar y hacer una ofrenda o rezar.

Como ves el Santuario de Yasaka reúne todos los ingredientes para convertirse en uno de tus templos preferidos de Japón.

Una chica se acerca al Honden de Yasaka

Una chica se acerca al Honden de Yasaka

Info para visitar el Santuario de Yasaka:

  • Ubicación: al final de la calle Shijō, Kioto.

  • La entrada al Santuario de Yasaka es gratuita.

  • El santuario está abierto 24 horas.

Kinkaku-Ji (Pabellón dorado)

Resultaría imposible estar en Kioto y no visitar el Kinkaku-Ji, otro de los ocho templos para enamorarse de Japón.

Puerta de entrada al Kinkaku-Ji

Puerta de entrada al Kinkaku-Ji

Su reluciente e idílica imagen es quizás la mayor seña de identidad del Kinkaku-Ji. Un templo que fue construido en 1397 para ser el lugar de descanso del Yoshimitsu, el tercer shogun Ashikaga, pero que años más tarde fue transformado en un templo zen por orden de su hijo.

Ubicado en la zona oeste de la ciudad el Kinkaku – Ji constituye una visita imprescindible y nadie debería marcharse de Kioto sin acercarse a conocerlo.

Kinkaku-Ji

Kinkaku-Ji

Visita al templo Kinkaku-Ji

Conocido popularmente con el nombre de Pabellón dorado, el edificio principal del Kinkaku-Ji consta de tres plantas: una inferior y dos superiores, estas últimas están cubiertas de láminas de oro y se utilizan como salas para guardar reliquias.

Detalle del llamado Pabellón dorado

Detalle del llamado Pabellón dorado

El Pabellón dorado se ubica justo en frente del lago Kyoko-chi.

En sus aguas se refleja la silueta del Kinkaku-Ji y de ellas además emergen pequeñas islas y piedras que tratan de explicar de forma alegórica la historia del budismo.

El reflejo del Kinkaku-Ji sobre el lago Kyoko-chi

El reflejo del Kinkaku-Ji sobre el lago Kyoko-chi

El recinto del Kinkaku-Ji cuenta también con varios jardines zen que le dan un aire aún más místico si cabe.

Por último hay que decir que el templo que vemos hoy es producto de una reconstrucción llevada a cabo en el año 1955, consecuencia directa de un incendio anterior que destrozó todo el edificio principal.

Jardines del Kinkaku-Ji

Jardines del Kinkaku-Ji

Info para visitar el Kinkaku-Ji:

  • Ubicación: zona oeste de Kioto.

  • La entrada al Kinkaku-Ji cuesta 400 yenes (3 € – nov 2018).

  • El templo abre diariamente de 9 a 17 h.

Kiyomizu Dera

Seguimos en Kioto. La ciudad tiene mucho que ofrecer y por eso nuestro siguiente destino es el increíble templo budista Kiyomizu- Dera.

Ubicado en la zona este de Kioto, el templo Kiyomizu-Dera es en realidad un conjunto de pequeños templos y estructuras religiosas construidas originalmente en el año 778 pero restauradas siglos más tarde debido a continuos y numerosos incendios.

Templo Kiyomizu Dera al atardecer

Templo Kiyomizu Dera al atardecer

El templo Kiyomizu-Dera está asentado sobre una colina, en la que también se encuentra la cascada Otowanotaki. Cascada cuyas aguas supuestamente son terapéuticas y que a su vez dan nombre al mencionado templo (Kiyomizu significa agua pura).

Kiyomizu-Dera es un derroche de belleza y misticismo y un buen lugar para disfrutar de los atardeceres de Kioto. Así que no es de extrañar que para nosotros sea uno de los ocho templos para enamorarse de Japón.

8 templos para enamorarse de Japón

Una chica observa las tablillas ema (para pedir deseos) en el templo Kiyomizu Dera

Visita al templo Kiyomizu-Dera

Como hemos comentado antes el templo Kiyomizu-Dera está formado por varios santuarios, templos y diversas construcciones. Por eso la visita puede llevar mucho más tiempo del planeado, siempre y cuando se desee ver el recinto en profundidad.

De todas maneras, tanto si quieres ver todo el conjunto religioso como si no la bonita puerta Nio-mon te dará la bienvenida.

Pintada en color bermellón la puerta mide 10 metros y funciona como entrada principal al templo Kiyomizu-Dera. Fue construida en el siglo XV aunque un siglo más tarde se restauró debido a los daños sufridos en un incendio.

templo Kiyomizu Dera

Puerta Nio-mon

Tras la entrada principal y a mano derecha se encuentra la llamada puerta Sai-mon.

Conocida también con el nombre de gran puerta del oeste está decorada con varias esculturas de elefantes y guardianes que se encargan de proteger el templo de todo mal.

Hay que decir que la puerta Sai-mon es uno de los mejores lugares de Kiyomizu-Dera para disfrutar de la puesta de sol sobre la ciudad de Kioto.

templo Kiyomizu Dera

Puerta Sai-mon

Detrás de la puerta Sai-mon se halla la pagoda Sanjunodo. 

Construida en un principio en el año 847 la estructura actual es una reconstrucción de 1633. La pagoda además tiene tres pisos, mide 31 metros de alto y está pintada en color bermellón.

En su interior se venera a Dainichi, el Buda del sol.

Pagoda Sanjunodo

Pagoda Sanjunodo

Y llegamos al Hondo, el salón principal del templo Kiyomizu-Dera.

Dentro del mismo hay una pequeña estatua de Kannon, la diosa de la compasión y en la parte exterior un gran balcón de 13 metros de altura, sostenido sobre pilares de madera.

El balcón en sí ya es una atracción no solo por lo curioso de su construcción sino por las increíbles vistas que ofrece de Kioto.

Balcón del Hondo

Balcón del Hondo. Fuente: web Kiyomizu-Dera

En cuanto al resto de edificios y santuarios lo mejor es visitarlos de forma pausada y relajada. Es la única manera de poder disfrutar de ellos.

8 templos para enamorarse de Japón

Atardecer desde el templo Kiyomizu-Dera

Info para visitar el templo Kiyomizu-Dera:

  • Ubicación: zona este de Kioto. Distrito de Higashiyama-ku.

  • La entrada al templo Kiyomizu-Dera cuesta 400 yenes (3 € – nov 2018).

  • El templo se puede visitar todos los días de 6 a 18 h.

Fushimi Inari Taisha

En esta selección de templos para enamorarse de Japón no podía faltar Fushimi Inari Taisha.

Si te gusta el cine y has visto la icónica película Memorias de una Geisha, seguramente estés familiarizad@ con los famosos torii rojos de este santuario sintoísta.

De hecho una de las escenas más recordadas y populares de la cinta tiene lugar cuando la pequeña Chiyo intenta escapar de su destino recorriendo el túnel de puertas rojas del Fushimi Inaria Taisha.

Santuario Fushimi Inari Taisha

Torii rojos del Santuario Fushimi Inari Taisha

Pero bueno dejando el cine de lado te diremos que Fushimi Inari Taisha es uno de los santuarios más antiguos de Japón.

Fue construido en el siglo VIII y en un primer momento estuvo dedicado a los dioses de las cosechas aunque más tarde el culto se trasladó a las deidades encargadas de dar suerte en los negocios.

8 templos para enamorarse de Japón

Interior Fushimi Inari Taisha

Por eso todo el recinto que ocupa Fushimi Inari Taisha está repleto de torii rojos, una especie de puertas donadas por los comerciantes, en señal de ofrenda a los mencionados dioses.

Fushimi Inari Taisha

Torii rojos donados por comerciantes, sus nombres aparecen inscritos en la parte superior

Visita al santuario Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha está formado por cinco santuarios. Todos ellos se sitúan en las laderas del monte Inari-yama, en el distrito de Fushimi-ku, a las afueras de Kioto.

Para acceder al santuario hay que cruzar la llamada puerta Romon, un enorme torii rojo al que le preceden dos estatuas del dios Inari.

8 templos para enamorarse de Japón

Dios Inari representado por un zorro

El santuario Fushimi Inari Taisha está dedicado a Inari, dios de los cereales.

Su representación más común es la de un zorro portando en su hocico una llave. Se supone que esta llave es la que abre el granero o el almacén donde se guarda el trigo (riqueza).

A continuación el camino nos guía hasta el llamado Honden o salón principal, dentro del cual se venera a las cinco deidades del monte Inari.

El Honden cuenta también con pequeños santuarios y lugares destinados a ofrendas y peticiones.

El Honden de Fushimi Inari Taisha

El Honden de Fushimi Inari Taisha

8 templos para enamorarse de Japón

Pequeño santuario junto al Honden

Después de visitar el Honden el itinerario por el santuario lleva directamente a las mil puertas torii, también llamadas Senbon Torii.

Distribuidas a lo largo del monte Inari, cubren el camino que conduce a la parte más elevada del monte sagrado. Un camino que resulta de lo más agradable, relajante y espiritual.

Entrada a Senbon Torii

Entrada a Senbon Torii

Fushimi Inari Taisha tiene el privilegio de ser uno de los templos más bonitos de Japón, así que no olvides incluirlo en tu ruta por el país.

recorrido santuario fushimi inari taisha

Plano con el recorrido del Santuario Fushimi Inari Taisha

Info para visitar el santuario Fushimi Inari Taisha:

  • Ubicación: Fushimi Inari Taisha se encuentra a 10 kilómetros de Kioto.

  • La entrada al santuario es gratuita.

  • Fushimi Inari Taisha está abierto 24 horas.

Santuario Itsukushima (isla de Miyajima)

Dejamos Kioto y viajamos hasta la isla sagrada de Miyajima, donde se encuentra el santuario sintoísta de Itsukushima. 

Construido sobre el mar se cree que Itsukushima se fundó en el siglo VI aunque solo hay constancia escrita del mismo a partir del año 811. Sin embargo los edificios que lo forman datan del siglo XII y son reconstrucciones.

Santuario sintoísta Itsukushima

Santuario sintoísta Itsukushima

La mayor seña de identidad de Itsukushima es su gran torii rojo.

Con dieciséis metros de altura la puerta es símbolo indiscutible del santuario y también emblema de una de las islas más especiales de todo Japón.

Gran torii rojo de Itsukushima

Gran torii rojo de Itsukushima

Visita al santuario Itsukushima

La principal característica del santuario sintoísta de Itsukushima es que está construido sobre el mar, siendo la pequeña bahía interior de Seto, en la prefectura de Hiroshima, el escenario perfecto y el lugar exacto donde se ubica.

guía de Miyajima

Bahía del mar de Seto

La visita a Itsukushima debería comenzar en su torii rojo.

El gran arco de entrada al santuario delimita la frontera física entre lo profano y lo religioso y es además una de las mejores maneras de acceder al interior del santuario. Sin embargo, esta posibilidad depende totalmente del estado de las mareas.

Isla de Miyajima

Gran Torii de Itsukushima con marea baja

No obstante no hay que preocuparse ya que esta no es la única forma de entrar al santuario.

Justo al lado del puerto de Miyajima se encuentra el edificio principal que conduce al recinto del santuario de Itsukushima.

Entrada al Santuario Itsukushima

Entrada al Santuario Itsukushima

Una vez dentro el visitante encontrará varios santuarios, salas y estancias conectadas todas ellas mediante pasillos que parecen flotar sobre el agua, sensación que se acentúa aún más cuando hay marea alta.

Uno de los santuarios de Itsukushima

Uno de los santuarios de Itsukushima

8 templos para enamorarse de Japón

Uno de los pasillos del santuario

Por otro lado, hay que decir que las estructuras anteriores están distribuidas en torno a un estanque, utilizado en el pasado como almacén de agua y previsión ante posibles incendios.

El santuario de Itsukushima es un lugar único en Japón, así que estamos seguros que te cautivará.

Santuario de Itsukushima con marea baja

Santuario de Itsukushima con marea baja

Info para visitar el santuario de Itsukushima:

  • Ubicación: isla de Miyajima.

  • La entrada al santuario Itsukushima cuesta 300 yenes (2,4 € – nov 2018).

  • Todos los días de 6:30 a 20 h.

Templo Todai-Ji

Nuestro listado de ocho templos para enamorarse de Japón termina en Nara, con la visita al templo Todai-Ji.

Fundado en el año 752 estamos ante uno de los templos más impresionantes y bonitos del país. Y es que su privilegiada ubicación, dentro del parque Nara-Koen, hace que el Todai-Ji se vea envuelto en una atmósfera cálida y acogedora.

Estanque en el Parque de Nara

Parque Nara-koen donde se ubica el templo

El templo Todai-Ji es budista y su construcción se la debemos al emperador Shomu, quien se encargó de impulsar el budismo en Japón. Su principal atractivo es una estatura gigante del Buda Vairocana o Daibutsu.

El edificio además es entero de madera y aunque está reconstruido sigue siendo igual de espectacular.

Gran Buda de Nara

Gran Buda de Nara

Visita al templo Todai-Ji

El templo Todai-Ji se encuentra dentro del parque Nara-Koen.

Este enorme espacio parece haber sido tomado por los llamados ciervos sika, considerados mensajeros de los dioses para la cultura japonesa.

Los ciervos campan a sus anchas por todo Nara-Koen

Ciervos del Nara-Koen

Ya en el parque hay que dirigirse a la puerta Nandai-mon.

La puerta da acceso directo al interior del templo, mide veinte metros y está custodiada a ambos lados por dos grandes guardianes que ayudan a proteger el recinto del mal.

8 templos para enamorarse de Japón

Puerta Nandai-mon que da acceso al templo Todai-Ji

Tras Nandai-mon hay un largo y ameno paseo que conduce directamente al Daibutsu-den o sala del Gran Buda.

Sala principal del templo Todai-Ji

Sala principal del templo Todai-Ji

Dentro de ella se encuentra la visita estrella del templo, una enorme estatura de Buda tallada en bronce. La figura mide 15 metros y pesa 500 kilos, así que imagínate cómo es verla por primera vez.

La parte exterior del Todai-Ji comprende varios jardines y estanques y un museo donde se exponen algunas imágenes de Buda y otros objetos religiosos.

Gran Buda de Nara

Gran Buda de Nara

Info para visitar el templo Todai-Ji:

  • Ubicación: el templo Todai-Ji se encuentra dentro del parque Nara-Koen.

  • La entrada al recinto del templo es gratuita pero si que quiere visitar la sala del Gran Buda hay que pagar 600 yenes (4 € – nov 2018).

  • El templo Todai-Ji tiene los siguientes horarios:

    Nov-feb de 8 a 16:30 h

    Marzo de 8 a 17 h

    Abril – Sept de 7:30 a 17:30 h

    Octubre  de 07:30 a 17 h

Mapa de los 8 templos para enamorarse de Japón

¿Te ha sido útil este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.