Cuando estaba preparando nuestra ruta de 7 días por Croacia decidí incluir Hvar en el itinerario.

La isla tiene más de 2714 horas del sol al año y se encuentra a poco más de 1 hora en barco de Split. Se trata además de uno de los lugares preferidos por las clases altas del país para veranear. Pero sin duda alguna sus increíbles campos de lavanda son los que definitivamente la han hecho famosa.

Si quieres saber qué ver en la isla de Hvar no te pierdas lo que viene a continuación.

Cómo llegar a Hvar

La cercanía de Split a Hvar nos animó a visitarla. Desde el puerto principal de la ciudad de Diocleciano salimos en un barco rápido (catamarán) de la compañía Jadrolinija.

El trayecto duró una hora más o menos y transcurrido ese tiempo llegamos al coqueto puerto de la isla.

Barco de Jadrolinja

Barco de Jadrolinija

El día anterior a nuestra llegada a Hvar fuimos al puerto de Split para comprar los billetes del catamarán.

No obstante también pueden adquirirse con antelación en la web oficial de Jadrolinija. El precio de cada billete individual es 60 kunas (8 €  – sept 2015).

Puerto de Hvar

Puerto de Hvar. Lugar donde llegan los ferries

Qué ver en la Isla de Hvar

Nuestro paso por la isla de Hvar no fue fugaz ya que estuvimos dos días disfrutando de este paraíso croata.

El alojamiento elegido estaba en la pequeña ciudad de Stari Grad, el corazón histórico de la isla donde además llegan todos los ferris provenientes de Split, Dubrovnik y el resto de las islas.

Callejeando por Hvar

Callejeando por Hvar

Plaza de San Esteban

La bonita localidad de Stari Grad se puede recorrer fácilmente a pie.

El ferry te dejará en su diminuto puerto y desde ahí tardarás 5 minutos en llegar a la Plaza de San Esteban. Esta plaza es el centro neurálgico de Stari Grad y también un punto destacado de la isla.

Plaza de San Esteban

Plaza de San Esteban

Tiene una extensión de casi 4500 m² lo que la convierte en una de las plazas más grandes de Croacia. En ella hay una gran variedad de restaurantes, bares y cafeterías por tanto puede ser un buen lugar para almorzar o simplemente tomar algo.

qué ver en la isla de Hvar

Restaurantes en la Plaza de San Esteban

Catedral de San Esteban

Situada en la plaza del mismo nombre, la Catedral de San Esteban es estilo barroco y fue construida entre los siglos XVI y XVII sobre las ruinas de otra iglesia que fue destruida por los turcos.

El mayor rasgo distintivo del edificio es su campanario, de gran altura y totalmente rectangular.

qué ver en Hvar

Catedral de San Esteban

La entrada para visitar la Catedral cuesta 10 kunas (1,5 € – sept. 2015).

La Catedral de San Esteban se puede visitar de 9 a 13 h y de 17 a 21 h.

Arsenal

La isla de Hvar formó parte de la poderosa República de Venecia, por eso no es de extrañar que existan aún vestigios de este glorioso pasado.

Uno de ellos es el llamado Arsenal, un edificio utilizado en su momento como «taller» de reparación de galeones de guerra pero destruido años más tarde por los otomanos. Por eso en 1611 se llevó a cabo su reconstrucción.

qué ver en la isla de Hvar

Arsenal (edificio de la izquierda) de Hvar

El Arsenal se encuentra en el puerto de Hvar y en la actualidad ya no se utiliza.

Sin embargo, hasta el año 2008 la planta superior del edificio era un teatro, decorado con frescos y motivos barrocos, donde se llegaron a representar numerosas obras.

qué ver en la isla de Hvar

Puerto de Hvar

Recorrer las callejuelas de Stari Grad

El objetivo de nuestra visita a Hvar era desconectar y descansar y lo conseguimos. La isla es perfecta para relajarse.

Así que si decides incluir Hvar en tu ruta por Croacia no te arrepentirás. Hvar invita a perderse por cada una de sus calles y rincones. Además su cercanía a Split y Dubrovnik la convierten en una perfecta escapada desde estas dos ciudades.

qué ver en Hvar

Rincones con encanto en Hvar

Tip viajero

La zona del puerto es un buen lugar para cenar en Hvar.  Repleta de restaurantes con encanto fue nuestra primera toma de contacto con la isla.

Nosotros tras la cena, paseamos por la Plaza de San Esteban donde había una especie de mercadillo vintage. En él vendían productos artesanales, souvenirs y objetos hechos con lavanda, tan típica de la isla!!

¿Te ha sido útil este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.