En un post anterior ya contamos qué ver en La Valeta. Ahora es el turno de Mdina y Rabat, dos ciudades que en la antigüedad formaban parte del mismo asentamiento pero que tras la construcción de una muralla acabaron siendo independientes.

De esta manera, Mdina se convirtió en una ciudad fortificada quedando Rabat extramuros.

qué ver en Mdina y Rabat Malta

Rabat

Mdina

Comenzamos nuestro recorrido por las ciudades de Mdina y Rabat en la primera de ellas.

En Mdina el tiempo se ha parado por completo. Sus angostas calles, sus preciosos palacios y su catedral parecen haberse quedado ancladas en tiempos pasados, tiempos en los que Mdina era la ciudad más importante de la isla.

Mdina Malta

Plaza de la Catedral, Mdina

Situada a 15 kilómetros al norte de La Valeta (actual capital de Malta) se estima que Mdina fue fundada alrededor del año 700 a.C por los fenicios que llegaron a la isla.

Posteriormente, en época de los romanos, el gobernador de la región se instaló en la ciudad ya que su localización, lejos de la costa, ofrecía una mayor seguridad y protección. 

De esta manera Mdina se convirtió en capital de Malta, título que ostentó hasta el año 1570.

mdina

Calles de Mdina, la ciudad del silencio

También conocida con el nombre de “Citta Veccia” (ciudad vieja) tradicionalmente Mdina ha sido lugar de residencia de nobles y en la actualidad muchas familias adineradas de Malta siguen teniendo casa en esta ciudad.

qué ver en Mdina Malta

Edificios medievales en Mdina

Pasear por Mdina es pasear por la Ciudad del Silencio. Sus calles, casi siempre vacías, trasladan al viajero a otra época, a otro momento. Y esto unido a la prohibición del tráfico de vehículos y autobuses genera una increíble atmósfera de tranquilidad.

Cómo llegar a Mdina

Si dispones de la talinja card será muy fácil moverte por Malta gracias a la extensa red de autobuses que conecta las diferentes partes de la isla.

Si estás alojad@ en La Valeta la mejor forma de llegar a Mdina es en transporte público. Desde la Estación central de Autobuses, situada junto a la Fuente del Tritón, los autobuses número 50, 51, 52 o 53 tardan 40 minutos en llegar a las puertas de Mdina y Rabat.

Qué ver en Mdina

Mdina se puede recorrer fácilmente a pie. Los principales lugares de interés están muy próximos entre sí y no se tarda mucho tiempo en visitarlos. Nosotros bajamos del autobús y fuimos directos a cruzar la gran puerta de entrada a la ciudad.

qué ver en Mdina y Rabat Malta

Puerta de entrada a la ciudad de Mdina

Palacio de Vilhena

Tras cruzar la puerta de entrada a Mdina, a mano derecha, se halla el Palacio de Vilhena. 

El edificio perteneció a la aristocracia maltesa y fue construido en estilo barroco francés (siglo XVIII) por el Gran Maestre Manoel de Vilhena.

Hoy en día acoge el Museo de Historia Natural de Malta en el que se expone una colección bastante grande de fósiles e información sobre la vida salvaje en la isla.

Nosotros no entramos en el Museo de Historia durante nuestra paso por Mdina pero si quieres visitarlo debes saber que el museo abre todos los días de la semana de 9 a 17 h. Los días 24, 25, 31 de Diciembre y el 1 de Enero está cerrado.

El precio de la entrada es 5 € (julio 2017)

Entrada al Palacio de Vilhena

Entrada al Palacio de Vilhena

Catedral de San Pablo y Museo de la Catedral

Malta tiene nada más y nada menos que 353 iglesias, increíble verdad? Bien pues una de las más importantes se encuentra aquí en Mdina. Hablamos de la Catedral de San Pablo, situada a pocos metros del Palacio de Vilhena.

qué ver en Mdina y Rabat Malta

Callejeando por Mdina

Construida en el sigo XI y reconstruida más tarde en 1693 es de estilo barroco y su fachada tiene la particularidad de poseer dos relojes. Se supone que el de la derecha indica la hora real pero el de la izquierda marca una hora equivocada.

Según se cuenta esto es así para que cuando el «demonio» pase y mire a la izquierda no sepa la hora real de la misa. Así que ya sabes, fíjate en los dos relojes para comprobarlo cuando estés delante de la catedral. 

catedral de Mdina

Catedral de San Pablo, Mdina (fíjate en los dos relojes)

La entrada a la Catedral de San Pablo cuesta 5 € (julio 2017).

Lunes a viernes de 9 a 16:30 h  // sábados de 9 a 15:30 h

  • Al lado de la Catedral de San Pablo se halla el Museo de la Catedral. Situado en la Plaza del Apóstol San Pablo, este museo guarda los restos de la primera catedral que tuvo Mdina. Si decides entrar a visitarlo encontrarás pinturas, esculturas y una gran colección de monedas .
  • Este museo se puede visitar de lunes a sábado en horario de 9:30 a 17 h. La entrada vale 5 € (julio 2017).

Rabat

Tras salir del Museo de la Catedral continuamos recorriendo las calles de Mdina para disfrutar un poco más de ese ambiente de «silencio» que reina en la ciudad. Te aconsejo que hagas lo mismo porque de verdad que cada rincón de Mdina te traslada a otra época, es como viajar en el tiempo.

Después salimos de las murallas de Mdina y casi sin darnos cuenta nos encontramos con la ciudad de Rabat.

Calles silenciosas

Calles de Rabat

En los tiempos en que Mdina era la capital de Malta, los árabes denominaron Rabat a la zona exterior de la Mdina.

Hogar de campesinos y clases bajas, la ciudad siempre estuvo a la sombra de su vecina. Hoy en día Rabat es la típica ciudad maltesa que conserva ciertos lugares de interés que merece la pena visitar.

Rincones anclados en el tiempo

Rincones anclados en el tiempo, Rabat

Qué ver en Rabat

Domus Romana

Como su nombre indica se trata de una antigua casa de la época romana que debió pertenecer a una familia adinerada.

La casa es del siglo I a.C y se descubrió a finales del siglo XIX, momento en que fue reconstruida respetando su forma original. En su interior se conservan mosaicos, estatuas y objetos de gran valor histórico.

Domus Romana

Domus Romana. Fuente: Heritage Malta

La Domus Romana se puede visitar de forma independiente pagando un ticket individual 6 € ( julio 2017) o con el llamado multiticket.

Este pase cuesta 12 € y con él se puede acceder también a las Catacumbas de San Pablo y al Museo de Historia Natural de Mdina. 

Lunes a domingo de 9 a 17 h.

Cuando visitamos Rabat la Domus Romana estaba cerrada, así que no pudimos entrar. Pero continuamos nuestro recorrido por la ciudad hasta llegar a la Iglesia de San Pablo.

Iglesia de San Pablo y Gruta

La Iglesia de San Pablo se construyó en el siglo XVII encima de la Gruta del mismo nombre.

Cuenta la Biblia que San Pablo se refugió en esta cueva después de naufragar mientras los romanos lo llevaban preso a Roma. Estuvo escondido en ella tres meses durante los que fundó una gran comunidad cristiana.

qué ver en Rabat, Malta

Escultura de San Francisco de Asís junto a la iglesia

Tras pagar la entrada 5 € (julio 2017) un señor, que hacía las funciones de guía, nos explicó la historia del lugar y la vida de San Pablo.

Descendimos las escaleras que conducían a la gruta y allí vimos la imagen que hay del Santo mientras seguíamos escuchando las explicaciones del hombre.

Iglesia de San Pablo

Interior de la Iglesia de San Pablo

Catacumbas de San Pablo

Continuamos nuestro recorrido por las calles de Rabat y llegamos a las Catacumbas de San Pablo.

Muy próximas a la Iglesia de San Pablo se encuentran las Catacumbas del mismo nombre. Datan del siglo III y fueron utilizadas como cementerio subterráneo durante la época romana para enterrar a los muertos fuera de la ciudad.

Más tarde, los cristianos usaron este complejo funerario como lugar de culto y para reunirse de forma secreta.

catacumbas de San Pablo

Imagen de San Pablo

Las escaleras que conducen a las catacumbas cuentan con varios pasillos que conectan diferentes salas.

Es como un laberinto. A su vez cada pasillo conduce a una sala o salas diferentes, donde se hacían rituales, misas, etc. Se calcula que hay unas 1400 tumbas en el interior.

Para ser sinceros a mi me agobió un poco esta visita. Estuve muy poco tiempo, ya que me daba sensación de claustrofobia.

La entrada a las Catacumbas de San Pablo cuesta 5 € (julio 2017) e incluye un circuito con audioguía de 45 minutos.

Lunes a domingo de 9 a 17 h.

Rincones bonitos en Rabat

Rincones bonitos en Rabat

Ahora ya sabes qué ver en Mdina y Rabat. 

¿Te ha sido útil este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.