Si estás preparando un viaje a Uzbekistán seguramente te preguntes qué ver en Tashkent.

Por eso y para que lleves el trabajo hecho desde casa, en este post te llevamos a la capital del país para contarte todo lo que puedes ver y hacer en esta enorme ciudad.

Preparad@ para descubrir Tashkent?

Mapa de los lugares de interés de Tashkent

Antes de adentrarnos en Tashkent hemos marcado en este mapa las visitas imprescindibles de la ciudad, los alojamientos y también los restaurantes en los que estuvimos.

Así creemos que te resultará mucho más sencillo organizar tu itinerario.

Qué ver en Tashkent

La mayoría de viajeros que llegan a Uzbekistán eligen Tashkent como puerta de entrada al país ya que tiene conexiones directas con Samarcanda, Bujará y Jiva.

La ciudad, enorme y extensa, es además una excelente sorpresa para el viajero gracias a una combinación perfecta de tradición y modernidad.

qué ver en Tashkent

Madraza Kukeldash, Tashkent

Y es que con una fuerte impronta soviética, herencia de la antigua URSS, y un pasado que aún está latente, Tashkent es el punto de partida ideal de cualquier ruta por Uzbekistán.

A continuación te mostramos los principales lugares de interés de la ciudad:

Plaza Amir Timur

Aunque en Tashkent no existe una zona centro como tal podríamos decir que la Plaza Amir Timur es la plaza más importante de la ciudad.

De ella parten las principales calles de la capital lo que la convierte en un punto de referencia de la misma.

qué ver en Tashkent

Plaza Amir Timur

La Plaza Amir Timur es enorme, como todos los edificios y monumentos de Tashkent, está rodeada de jardines y fuentes y en el centro de la misma se levanta una estatua ecuestre de Tamerlán, todo un héroe nacional para los uzbekos.

qué ver en Tashkent

Estatua ecuestre de Tamerlán (Amir Timur)

Frente a la plaza se encuentra también el Hotel Uzbekistán, un edificio gigantesco de estética soviética que recuerda el pasado de Uzbekistán y su pertenencia a la URSS.

El hotel resulta de lo más fotogénico, ya lo verás.

qué ver en Tashkent

Hotel Uzbekistán

Museo Estatal de los Timúridas

Otro de los lugares que ver en Tashkent es el Museo Estatal de los Timúridas.

Situado justo al lado de la Plaza Amir Timur este original museo (su exterior es muy llamativo) se inauguró en el año 2006 y en él se hace un repaso a la vida y la carrera militar del gran conquistador de Asia Central.

Museo Estatal de los Timúridas

Museo Estatal de los Timúridas

A través de objetos, manuscritos, pinturas y grabados de la época el museo se centra en homenajear la figura de Amir Timur.

A nosotros nos pareció un museo interesante, la verdad y como está justo al lado de la Plaza de Amir Timur no cuesta nada acercarse a verlo.

Interior museo

Interior museo

qué ver en Tashkent

Uno de los grabados del museo

La entrada al Museo Estatal de los Timúridas cuesta 5000 soms (0,45 € – junio 2022).

El museo se puede visitar de martes a domingo de 10 a 18 h.

Lunes y festivos nacionales cerrado.

Avenida Broadway

Sayilgoh ko chasi es el nombre real de la divertida Avenida Broadway, una larga calle que une la Plaza Amir Timur con la Plaza de la Independencia.

La Avenida Broadway es además uno de los lugares más curiosos de Tashkent ya que en ella encontrarás pequeños puestos de comida, dulces, atracciones de feria, souvenirs y hasta heladerías. Todo ello con un marcado estilo kitsch y vintage que tiene su encanto.

Avenida Broadway

Avenida Broadway

Caminar por la Avenida Broadway de Tashkent es algo que no deberías dejar de hacer en tu paso por la capital de Uzbekistán.

qué ver en Tashkent

Uno de los puestos de la Avenida Broadway

Plaza de la Independencia

Y llegamos a la Plaza de la Independencia (Mustaquilik Maydoni en uzbeko), otro de los lugares imprescindibles que ver en Tashkent.

Uzbekistán consiguió independizarse de la antigua URSS en el año 1991 y esta plaza conmemora precisamente este hito histórico.

La Plaza de la Independencia es de grandes dimensiones y en ella hay varios edificios interesantes como el Senado, el Palacio Romanov (de la época zarista), la Galería de Arte de Uzbekistán o el Monumento a la Independencia. 

Éste último representa la soberanía del joven Uzbekistán y es sin duda uno de los emblemas de la ciudad.

qué ver en Tashkent

Monumento a la Independencia

El acceso a la Plaza de la Independencia se hace a través de un enorme arco metálico compuesto por 16 columnas de mármol blanco y coronado por un par de cigüeñas que simbolizan la paz y la tranquilidad del país.

Arco de acceso a la Plaza de la Independencia

Arco de acceso a la Plaza de la Independencia

Chorsu Bazaar

El mercado más popular de Tashkent se llama Chorsu Bazaar y en tu visita a la ciudad no deberías perdértelo por nada del mundo.

Puesto de encurtidos en el Chorsu Bazaar

Puesto de encurtidos en el Chorsu Bazaar

Y es que con más de 100 años de antigüedad este mercado tradicional ha sabido conservar su esencia y encanto y aún hoy en día es posible ver cómo transcurre la vida en él.

Repleto de puestos de carne, verduras, especias, frutos secos y todo lo que puedas imaginar el mercado de Chorsu Bazaar tiene forma circular y está coronado por una cúpula verde de lo más original.

qué ver en Tashkent

Chorsu Bazaar

Visita el Chorsu Bazaar de Tashkent, descubre cómo es el día a día de los uzbekos y adéntrate en uno de los lugares más auténticos de la ciudad.

Te encantará.

qué ver en Tashkent

Puestos del Chorsu Bazaar

El Chorsu Bazaar de Tashkent abre diariamente de 6 a 20 h

Se puede llegar fácilmente en metro al mercado. La parada es Chorsu (línea naranja).

Minor Mosque

También llamada Mezquita Blanca, por el inmaculado blanco del mármol con que está construida, es un ejemplo perfecto de arquitectura islámica en Tashkent.

qué ver en Tashkent

Puerta de entrada a la Minor Mosque de Tashkent

El edificio es realmente espectacular, no solo por sus dimensiones sino por el delicado trabajo que presenta la madera, el mármol y los mosaicos que la decoran.

El acceso a la Mezquita Blanca de Tashkent es gratuito aunque la entrada a las salas de oración solo está permitido a los hombres.

qué ver en Tashkent

Mezquita Blanca

Besh Qozon

Si quieres probar el mejor plov de Tashkent apunta el nombre de Besh Qozon en tu libreta viajera.

Aquí uno viene a saborear el que quizás sea el plato más típico de Uzbekistán, el plov. Cocinado a base de arroz, verduras y carne, sería un pecado visitar el país y no degustarlo.

Plov

Plov

En Besh Qozon (también conocido como Asian Plov Center) varios cocineros preparan a diario cantidades ingentes de plov. Para ello utilizan una especie de cacerolas gigantes en las que van echando los ingredientes poco a poco hasta que consiguen que el plov esté en su punto y listo para servir.

qué ver en Tashkent

Preparando plov

Pan listo para acompañar los platos de plov

Pan listo para acompañar los platos de plov

Para disfrutar de un plato de plov hay dos opciones.

Por un lado te puedes acercar a la cocina del Besh Qozon (donde están las cazuelas gigantes), pedir directamente tu ración de plov y después pagarla. O entrar en el edificio y sentarte en las mesas interiores.

También puedes quedarte en la terraza de fuera, si hace buen tiempo, y esperar a que te atiendan.

Comedor interior del Besh Qozon

Comedor interior del Besh Qozon

En este último caso el pago se hace en una oficina pequeñita que hay dentro del edificio del Besh Qozon y tras enseñar el papelito que te darán cuando pidas tus platos.

En cuando al precio, comer plov en el Besh Qozon es muy muy barato. De hecho para que te hagas una idea te diremos que por dos platos de plov, dos raciones de pan y dos botellas de agua pagamos 56.000 soms (5 € – junio 2022).

Bueno, bonito y barato.

No te marches de Tashkent sin acercarte a Besh Qozon. 

Terraza exterior del Besh Qozon

Terraza exterior del Besh Qozon

Complejo Hazrati-Imam

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Tashkent es visitar el Complejo Hazrati-Imam.

Formado por la Mezquita Hazrat Imam, la Mezquita Tillya Sheikh, la Madraza Barak Jan (s. XVI), la Biblioteca Muyi Muborak y el Mausoleo Abu Bakr Kaffal Shoshi, todo el conjunto monumental fue construido inicialmente en el siglo XVI pero el terremoto de 1966 lo destrozó casi por completo.

Tras una profunda restauración en la actualidad podemos disfrutar de lo que se ha dado en llamar el centro religioso de Tashkent.

Complejo Hazrati-Imam

Complejo Hazrati-Imam

Empezamos por la Mezquita Hazrat Imam.

Construida en el año 2007 esta mezquita tiene una apariencia bastante similar a la original, de hecho el patio interior al parecer es casi idéntico al primitivo.

De esta mezquita destaca sobre todo su minarete de 50 metros de altura.

qué ver en Tashkent

Puerta principal de la Mezquita Hazrat Imam

Justo detrás de esta madraza está la Biblioteca Muyi Muborak, donde dicen se encuentra el Corán más antiguo del mundo (el libro en cuestión se puede ver pero las fotos no están permitidas) y junto a ella se ubica la Madraza Tillya Sheikh.

Pero sin duda el edificio más bonito y llamativo de todo el complejo es sin duda la Madraza Barak-Khan.

qué ver en Tashkent

Madraza Barak-Khan

Construida en el año 1502 hoy en día su patio está repleto de artesanos que trabajan la piel, la cerámica, el algodón, etc.

Aún así el lugar no pierde su encanto y consigue trasladarte al pasado.

qué ver en Tashkent

Patio de la Madraza Barak-Khan

Catedral de la Asunción de la Virgen

De las cuatro iglesias ortodoxas que hay en Tashkent la Catedral de la Asunción de la Virgen es la de mayor tamaño.

Construida inicialmente en 1871 y reformada en los años noventa del siglo pasado de ella llaman la atención sus cúpulas azules y doradas y su esbelto campanario de 50 metros de altura.

Catedral de la Asunción de la Virgen

Catedral de la Asunción de la Virgen

Para visitar el interior de la Catedral de la Asunción de la Virgen tendrás que taparte la cabeza si eres chica o cubrirte las piernas si eres hombre y llevas pantalón corto.

qué ver en Tashkent

Detalle de la fachada principal de la catedral

Madraza Kukeldash

Otro de los lugares que ver en Tashkent es la Madraza Kukeldash.

Se construyó a mediados del siglo XVI y está considerada una de las madrazas más grandes de Asia Central.

Puerta de entrada a la Madraza Kukeldash

Puerta de entrada a la Madraza Kukeldash

A lo largo de la historia la Madraza Kukeldash ha sido utilizada como caravasar, fortaleza y lugar de ejecuciones hasta que el terremoto de 1886 la destrozó casi por completo.

No fue hasta mediados del siglo XX cuando el edificio se restauró y arregló.

La Madraza Kukeldash tiene dos plantas y un patio ajardinado en torno al cual se distribuyen las diferentes habitaciones, pero como en la actualidad está en funcionamiento no es posible visitarlas.

Habitaciones de la madraza

Habitaciones de la madraza

Mezquita Djuma

Justo al lado de la Madraza Kukeldash se encuentra la Mezquita Juma.

Considerada la mezquita más antigua de Tashkent el edificio se construyó en el año 1451 gracias a Ubaidulla Khodja Akhrar, líder sufí de la Edad Media.

El terremoto de 1868 dejó importantes destrozos en la mezquita, aunque más tarde se restauró.

La estructura que vemos hoy es fruto de otra profunda renovación llevada a cabo en el año 2003.

Mezquita Djuma

Mezquita Djuma

Metro de Tashkent

Tras el terremoto de 1966 (Tashkent ha sufrido varios terremotos a lo largo de su historia) comenzó la construcción del metro de Tashkent, cuya primera línea abrió en 1977.

La red de metro de Tashkent cuenta con tres líneas (azul, roja y verde) distribuidas a lo largo de 29 estaciones. Todas ellas están decoradas al más puro estilo soviético y en muchas ocasiones guardan cierta similitud con las del metro de Moscú.

Metro de Tashkent

Metro de Tashkent

Por eso una buena opción es recorrer algunas de estas estaciones (las más bonitas son Bodomzor, Kosmonavtlar, Alisher Navoiy, entre otras) y disfrutar de este museo subterráneo.

Además como el precio del billete de metro es tan económico (1400 soms = 0,12 €) visitar el metro de Tashkent se convierte en uno de los mejores planes que hacer en la ciudad.

metro de Tashkent

Estación Alisher Navoiy

Otros lugares que ver en Tashkent

Para ver Tashkent recomendamos al menos dos días completos pero si aún te sobra tiempo en la ciudad no puedes perderte los siguientes lugares:

Teatro Navoiy

Construido entre 1942 y 1947 el Teatro Navoiy es el Teatro Nacional de Ópera de Tashkent.

De estilo neoclásico el edificio lleva el nombre de Alisher Navoiy, poeta del siglo XV y una de las figuras más importantes de Asia Central.

Torre de televisión

La Torre de televisión mide 375 metros y es el edificio más alto de Tashkent.

En él se encuentra la sede de la radio y la televisión del país y como curiosidad te diremos que en su parte más alta tiene un mirador panorámico al que se puede subir y disfrutar de Tashkent desde las alturas.

Torre de la televisión

Torre de la televisión

Iglesia de Alexander Nevski

Se trata de otra de las iglesias ortodoxas de Tashkent.

En este caso la iglesia está dedicada al santo Alexander Nevski y fue construida entre los años 1903 y 1905.

Iglesia de Alexander Nevski

Iglesia de Alexander Nevski. Fuente: orientalarchitecture

Dónde dormir en Tashkent

Después de contarte qué ver en Tashkent vamos a hora con el alojamiento.

Como ya explicamos en nuestra ruta de 8 días por Uzbekistán las dos noches que pasamos en la ciudad estuvimos en el Hotel Alliance. Un hotel encantador situado en un barrio tranquilo y cercano a la Plaza Amir Timur.

dónde dormir en Uzbekistán

Alliance Hotel Tashkent

Sin duda, este hotel nos pareció una estupenda opción para dormir en Tashkent (además la relación calidad – precio es ideal) así que no podemos hacer otra cosa nada más que recomendártelo.

Otras alternativas de alojamiento en Tashkent pueden ser el Mirzo Boutique Hotel o el Art Eco Hotel.

dónde dormir en Tashkent

Mirzo Hotel. Fuente: booking.com

Dónde comer en Tashkent

En Tashkent hay infinitas opciones de restaurantes, bares o cafés para tomar algo sin embargo aquí queremos hablarte del restaurante Afsona y la pizerría Stuzzico.

El primero es quizás el mejor (o uno de los mejores) restaurantes de la ciudad.

En él sirven platos uzbekos pero con un toque moderno que los hace aún más atractivos. El local es acogedor y además tiene terraza exterior, ideal con buen tiempo.

Nosotros fuimos a comer al Afsona uno de los días que estuvimos en Tashkent y nos encantó la comida.

Eso sí, lo mejor es reservar con antelación ya que los fines de semana sobre todo se llena de gente.

Terraza del restaurante Afsona

Terraza del restaurante Afsona

Y de la gastronomía tradicional uzbeka nos vamos a la italiana de la mano de Stuzzico.

Dicen que aquí tienen la mejor pizza de la ciudad y aunque nosotros no hayamos probado el resto de pizzas de Tashkent tenemos que decir que las de Stuzzico están de muerte.

Además de pizzas, la carta tiene ensaladas y carne, así que tendrás dónde elegir.

En cuanto a la relación calidad precio nos pareció perfecta.

dónde comer en Tashkent

Pizza del Stuzzico

Cómo moverse por Tashkent

Terminamos nuestras recomendaciones sobre qué ver en Tashkent con unos pequeños consejos para moverse por la ciudad.

Dado el tamaño y las distancias de Tashkent creemos que la mejor manera de ir de un lado a otro es el taxi o bien los vehículos yandex go (te hablamos de ellos en nuestra guía para viajar a Uzbekistán por libre).

Los taxis son muy baratos (siempre hay que regatear) y hay cientos de ellos por Tashkent, así que no te resultará complicado parar uno en cualquier momento.

Por otro lado, con la app de yandex go (descárgatela cuando tengas tu SIM uzbeka) lo tienes aún más fácil porque funciona igual que UBER. Basta con buscar vehículo y señalar el origen y el destino y ya está. El coche de yandex go te recogerá en un santiamén.

Así de sencillo.

moverse por Uzbekistán

Oficina de taxis en el aeropuerto de Tashkent

Por último no podemos marcharnos sin hablar del metro de Tashkent.

El metro es otra de las maneras fáciles y económicas de moverse por Tashkent. De hecho el billete individual cuesta tan solo 1400 soms, al cambio menos de 0,12 € (junio 2022).

Lo bueno del metro es que es rápido y la frecuencia de trenes es buena sin embargo las tres líneas que tiene no llegan a todos los lugares de interés de la ciudad. Por eso una estupenda opción para moverse por Tashkent puede ser combinar metro y taxi.

qué ver en Tashkent

Estación Bodomzor, metro de Tashkent

 


 

  • Completa tu viaje a TASHKENT:

¿Te ha sido útil este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.